Autonomía regional

Categoría: Autonomía regional Creado: Lunes, 26 Enero 2015 01:25

La principal bandera de La Federación Nacional de Departamentos, FND, es la Autonomía Territorial entendida como la capacidad de los Departamentos para decidir, ordenar y gestionar sus propios asuntos públicos.

Para la FND la Autonomía Territorial es la condición necesaria para comprender el desarrollo local, sustentado en las capacidades de cada Departamento y en beneficio de las condiciones diferenciales de sus habitantes.

La FND defiende la Autonomía Territorial como un atributo que contribuye al fortalecimiento de la democracia a nivel territorial y al mejoramiento de la eficiencia de la administración pública y la legitimidad del Estado.

La Autonomía Territorial resulta indispensable para el desarrollo integral y sostenible pues, como lo demuestran múltiples estudios empíricos internacionales, existe una relación positiva entre mayores niveles de autonomía y mayores niveles de desarrollo económico y generación de empleo.

Para estos fines, Colombia necesita departamentos con un modelo de competencias actualizado, moderno y versátil.

Un modelo que se sustente en la diversidad, la autonomía territorial, la transparencia, la suficiencia fiscal y el control político de cara a la comunidad, que fortalezcan la descentralización y la autonomía de cara a los retos del desarrollo.

El papel de la Federación Nacional de Departamentos

La Autonomía Territorial es un proceso que requiere del fortalecimiento de múltiples capacidades regionales, para tal fin la Federación Nacional de Departamentos actúa como organismo consultivo e interlocutor con el Gobierno Nacional, el Congreso de la República y las entidades nacionales e internacionales, públicas y privadas.

Brinda asistencia técnica a los Departamentos en la gestión de políticas públicas y proyectos estratégicos.

Protege los ingresos territoriales mediante la administración del Fondo Cuenta y pone en marcha políticas que promuevan su fortalecimiento fiscal.

Desarrolla estudios e investigaciones que generen diagnósticos y propuestas de política en torno a temáticas relevantes para los Departamentos.

Genera alianzas estratégicas para el fortalecimiento de la Autonomía Territorial.

Crea espacios de intercambio de experiencias y opiniones entre los funcionarios departamentales, con el fin de encontrar puntos comunes y diferencias en la ejecución de competencias.

Fortalece la presencia y participación de los Gobernadores en los debates nacionales y regionales para posicionar y visualizar su rol en todos los asuntos del país.

 

Razones para promover la Autonomía Regional

 

Las siguientes son las razones para promover la Autonomía Regional:

- Mayor nivel de eficiencia del Estado en la asignación de recursos y ejecución de presupuesto en las necesidades de cada Departamento.

- Mayor orden en la toma de decisiones y asignación de bienes públicos.

- Mayor cercanía con la ciudadanía, ya que optimiza los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas.

- Fortalece la democracia así como las identidades históricas, políticas y culturales de cada Departamento.

- Incrementa la gobernabilidad, la efectividad y coherencia de la acción pública al superar las políticas que, por su carácter genérico y en ocasiones      coyuntural, no incorporan las necesidades de cada región.

- Incorpora mecanismos de regulación de intereses locales y resolución de conflictos, facilitando el complemento de la inversión pública y privada.

 

Autonomía Regional: un proceso participativo

 

La Federación Nacional de Departamentos desarrolla espacios para la reflexión, intercambio y construcción de visiones territoriales sobre la descentralización y la Autonomía Territorial a través de mesas de trabajo regionales y sectoriales que cuentan con la participación de los principales actores institucionales de los Departamentos.

En este sentido imprime el principio de Autonomía Territorial en la reflexión de todos los frentes de trabajo de las Gobernaciones y recoge propuestas para el fortalecimiento de los Departamentos y una gestión adecuada de sus asuntos.

En el 2012 la Federación Nacional de Departamentos realizó tres Mesas Regionales para el Fortalecimiento de la Autonomía Territorial que priorizó los siguientes ámbitos:

- El diálogo político sobre la conveniencia de la descentralización y la Autonomía Territorial.

- Distribuir las competencias del nivel intermedio de Gobierno.

- Fortalecer la capacidad fiscal de los Departamentos.

- Fortalecer las entidades de control para garantizar la transparencia en la ejecución de los recursos.

- Consolidar la gobernabilidad mediante relaciones respetuosas y cooperativas en los tres niveles Nación, Departamentos y Municipios.

En el año 2013, en el marco de la propuesta de un Nuevo Régimen Departamental que modernice las disposiciones respecto al rol del nivel intermedio la Federación Nacional de Departamentos instaló subcomisiones técnicas interinstitucionales para concertar los principales temas de la agenda nacional.

Los resultados fueron presentados a la Comisión de Gobernadores para el Régimen Departamental y se programaron seis Mesas Regionales para el Régimen Departamental.

 

Ventajas del Nivel Intermedio de Gobierno

 

El nivel intermedio de Gobierno, en Colombia los Departamentos, equilibra las decisiones entre los mandatarios locales y el Gobierno Nacional para generar beneficios agregados como:

Una administración pública eficiente:

Facilita la ejecución de políticas que resultan ineficientes si se administran desde el Gobierno Nacional, pero que sobrepasan las jurisdicciones municipales, como las ambientales, turísticas o comerciales, por ejemplo.

Eficiente coordinación de la Planeación:

El nivel intermedio articula entre las políticas del Gobierno Nacional y las necesidades locales, no sólo por su gestión de programas de impacto agregado, sino por su papel en las metas de políticas transversales para el desarrollo integral.

Eficaz prestación de bienes y servicios:

Existen bienes y servicios públicos cuya escala ideal de prestación es la regional como la generación y distribución eléctrica o el servicio de telecomunicaciones.

Planeación, coordinación y asistencia al gobierno local:

El nivel intermedio articula y genera beneficios entre los municipios pues facilita la coordinación inter administrativa para la prestación de servicios o ejecución de proyectos de impacto regional y promover la unidad en la gestión de lo público.

Evaluación, seguimiento y control:

La cercanía del nivel intermedio a los apremios de la administración y necesidades locales hace posible un seguimiento más confiable de la calidad, oportunidad, pertinencia e impacto, de las intervenciones del Estado en la sociedad.

Hacia un Nuevo Proyecto de Régimen Departamental

En la LXVIII Asamblea General de Gobernadores realizada el 17 y 18 de Febrero del 2013 en San Andrés, el Gobierno Nacional anunció la radicación de un nuevo proyecto de régimen departamental que estuviera orientado a garantizar una mejor distribución de competencias entre los niveles de gobierno, así como una asignación más eficiente de los recursos públicos y un desarrollo fronterizo equilibrado.

En desarrollo de este mandato, la Federación Nacional de Departamentos ha liderado la construcción de una propuesta de Régimen que reivindique el papel del nivel intermedio de gobierno como motor del desarrollo económico y social, dotándolos, para tal fin, de un régimen político, administrativo y fiscal.

En este sentido, el Nuevo Régimen pretende no sólo modernizar el marco legal que guía las actuaciones de los Departamentos y llenar el vacío de la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial que era la llamada a distribuir las competencias entre los niveles de Gobierno.