Las nuevas normas orgánicas fortalecen la capacidad de las Regiones Administrativas de Planificación y llena un vacío de 27 años en la reglamentación de mandatos constitucionales.

La Cámara de Representantes aprobó en último debate la Ley Orgánica de Regiones, un instrumento llamado a fortalecer el desarrollo y la vida administrativa de los departamentos y a dinamizar el proceso de descentralización dispuesto por la Constitución de 1991.

La nueva Ley, entre cuyos autores figuran veinte congresistas de distintas tendencias, facilitará el cumplimiento pleno de dos artículos fundamentales de la Constitución Política de 1991: el 306, que permite a los departamentos constituirse en Regiones Administrativas y de Planificación (RAP) y el 307, que les permite avanzar en el futuro hacia un estadio de desarrollo superior en su vida administrativa mediante la figura de la constitución de Regiones Entidad Territorial (RET).

La nueva ley, que tuvo entre sus principales impulsores al Director de la FND Carlos Camargo Assis y al gobernador de Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, consiguió 120 votos a favor y tuvo tan solo 16 en contra.

La iniciativa superó su principal escollo cuando los autores de una proposición que buscaba su archivo, la retiraron al convencerse de los beneficios para el país y sus regiones.

Las nuevas disposiciones se convierten así en un refuerzo fundamental para la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, expedida en 2011 como pivote de apoyo a un modelo en el que las regiones podrán contar con mayores recursos para su desarrollo dentro de un ámbito de mayor autonomía.

Una subcomisión especial designada por la Cámara y conformado, entre otros por su presidente, Alejandro Carlos Chacón; Harry González, coordinador de ponentes, y la representante Norma Hurtado, desestimo algunas reservas planteadas por el Ministerio de Hacienda en el sentido de que las nuevas normas representarían una pesada carga presupuestal para la Nación.

Consideraron que las reformas administrativas que implica la aplicación de la ley orgánica, que será reglamentado ahora mediante leyes ordinarias, no rompe la armonía en el régimen del gasto público.

De acuerdo con un informe de análisis y perspectiva preparado por la Federación Nacional de Departamentos, la Ley le permitirá al gobierno asignar recursos del Presupuesto General de la Nación a las Regiones Administrativas de Planificación. Actualmente ya cuentan con el visto bueno de la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado las RAP Caribe y la del Eje Cafetero y se encuentran en proceso de constitución otras, como la de la región de la Amazonía.

Adicionalmente, estas entidades territoriales quedan habilitadas para presentar proyectos ante todas las fuentes de financiación nacional, aunque no podrán usar los recursos derivados de ellas en gastos de funcionamiento.

También podrán formular y presentar proyectos en el Sistema General de Regalías e incluso actuar como secretarías técnicas de los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (OCAD), donde se decide su aprobación. Ese papel será desempeñado sin menoscabo alguno de la autoridad y autonomía de gobernadores y alcaldes.

El ponente dejó en claro que la ley no afecta en absoluto la estructura, organización y operación del Sistema General de Participaciones, ya que una ley no puede modificar la Constitución.

Las nuevas figuras de ordenamiento territorial (las RAP y las RET) no afectarán los recursos que hayan sido asignados a los departamentos, municipios y distritos mediante el Sistema General de Participaciones.

Tampoco constituirán nuevas circunscripciones electorales.

La diferencia fundamental entre las dos es que, mientras las RAP tienen un carácter asociativo y de planificación, las RET tienen el carácter de entidades territoriales.

“Una gran oportunidad “

Desde que la nueva ley hacía trámite en las cámaras legislativas, el director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, Carlos Camargo Assis, ha insistido en que el nuevo instrumento representa “una gran oportunidad para que el Presidente Iván Duque ratifique lo que ha predicado en sus más de 100 días de gobierno: su compromiso con la construcción de un país de regiones, fiel a la Constitución descentralista de 1991, que trazó una ruta para reconfigurar el país”.

A su juicio, el avance del ordenamiento territorial ya no tiene marcha atrás. "Desde la expedición de la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, LOOT, ha surgido un nuevo andamiaje legal que ha empoderado a los departamentos asociados en cinco Regiones Administrativas de Planeación, RAP, que no ha significado el despertar de ‘monstruos burocráticos'", escribió el director de la FND en una columna de opinión publicada en varios medios del país.

Concluyó que el espíritu de la nueva Ley de Regiones está en que otorga mayor poder a los territorios sin generar más aparatos burocráticos.

Durante la plenaria de la Cámara fueron oídas voces de respaldo a la gestión cumplida a favor de la descentralización por los gobernadores de Atlántico, Antioquia y Santander, principalmente.

Mitos y realidades de la LeyNo violá el Derecho constitucional a la igualdad,

Los promotores y autores de la nueva ley identificaron una serie de mitos alrededor de ella y los desvirtuaron, así:

  1.  No habrá separatismo: La nueva ley no tiene capacidad para propiciar procesos separatistas como los que se han presentado, por ejemplo, en España. Simplemente les confieren mayor autonomía a las regiones para gestionar sus recursos y no solo conserva sino fortalece la relación entre Nación-Región.
  2.  No aumenta la burocracia: No se crean cargos nuevos, entre otras cosas porque durante el trámite en el Senado fueron abolidas de su texto figuras como las de gobernadores de las regiones o comisariatos regionales. Además, los recursos gestionados solo podrán ser utilizados para inversión, pero no para funcionamiento.
  3. No habrá disminución de los recursos del SGP: La ley deja en claro que en ningún momento podrán verse afectados los recursos del Sistema General den Participaciones asignados a departamentos, municipios y distritos.
  4. No crea nuevas entidades territoriales: No es cierto que la Ley esté creando de una vez las RET. Solo señala reglas para que en el futuro las RAP, ya maduras, puedan convertirse en Regiones Entidades Territoriales, con el visto bueno previo de la Comisión de Ordenamiento Territorial del Estado y bajo la vigilancia de la Contraloría en el manejo de los recursos.
  5. No hay discriminación territorial: Todos los departamentos del país interesados pueden hacer parte, con sus vecinos y asociados, de la Región Administrativa de Planificación (RAP), que representan un modelo asociativo para que las regiones puedan sumar esfuerzos para su desarrollo.
  6. No violá el Derecho constitucional a la igualdad, ya que no establece discriminacion alguna entre las regiones, ya que todas tendrán la misma oportunidad para conformar RAP.

"GOBIERNO NACIONAL PODRÁ PAGAR DEUDAS CON REGIONES”

Dice el director de la FND

Carlos Ernesto Camargo Assis, director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, destacó ante la plenaria de la Cámara que la nueva Ley de Regiones se convertirán uno de los instrumentos más útiles para que el Gobierno Nacional pague la deuda histórica las deudas que tiene con las regiones.

Celebró que haya concluido con éxito un debate que estaba aplazado hace 27 años y que por fin haya una base sólida para darles cumplimiento a normas constitucionales que integran el mandato de la Constitución.

Señaló que llena vacíos importantes Senado por la Ley de Ordenamiento Territorial de 2011.

“Esta Ley llega para fortalecer la capacidad administrativa de los departamentos y para darles acceso a los recursos de cofinanciacion”, concluyó el director de la FND.